Mercedes-Benz

GLE 350de y GLC 300e. 3ª generación de híbridos enchufables.

14.10.2019

El nuevo Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC impresiona por su autonomía completamente eléctrica: gracias a una batería con una capacidad de 31,2 kWh, es capaz de recorrer más de 100 kilómetros, con el estilo de conducción adecuado. Puede alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h en modo eléctrico y cuenta con un eficiente motor diésel de cuatro cilindros de última generación. El GLC 300 e 4MATIC también emplea la tecnología híbrida enchufable de tercera generación de Mercedes-Benz.
La netamente superior autonomía del GLE 350 de 4MATIC en comparación con otros híbridos enchufables abre el camino hacia una experiencia de conducción eléctrica más gratificante. Un diseño especial de la parte trasera y un eje trasero modificado crean el espacio necesario para equipar una batería más grande. Estas modificaciones permiten que no haya un escalón en el piso del maletero, cuya capacidad, de hasta 1.915 litros, sigue siendo generosa. La proporción de conducción eléctrica no solo se ha mejorado con una mayor autonomía, sino también con una recarga rápida en ruta. Con este fin, el SUV dispone de una toma de carga combinada para corriente alterna y corriente continua. Está localizada en la parte izquierda de la carrocería, de forma simétrica con la tapa del depósito de combustible, que se encuentra en la parte derecha del vehículo. En las estaciones de carga DC adecuadas, la batería puede ser cargada en aproximadamente 20 minutos o en aproximadamente 30 minutos.
Como el miembro más grande de la familia EQ Power, el GLE 350 de 4MATIC se beneficia de forma particular de esta tecnología de última generación. Esto incluye el alto potencial de recuperación de energía en las cuatro ruedas, con un par motor máximo de recuperación de 1800 Nm. En este modo, la mayoría de situaciones de conducción pueden ser controladas simplemente con el pedal del acelerador. También, como híbrido enchufable, el GLE tiene una capacidad de remolcado de hasta 3.500 kg.